Memorial del Coloquio 2007 *

Al P. Provincial de la Compañía de Jesús en el Perú y a los jesuitas que nos acompañan:

Los jóvenes representantes de los diferentes grupos ignacianos del Perú, reunidos en el Coloquio 2007, hemos analizado nuestra realidad y las posibilidades que tenemos de trabajar por la justicia que brota de nuestra fe. También hemos podido apreciar la gran diversidad cultural de nuestro país.


Entre los principales trabajos que realizamos a lo largo del año, está el apoyo en cárceles, hospitales y albergues para niños, el desarrollo de proyectos de proyección social, de catequesis y de trabajo pastoral, así como nuestra propia formación.

Vemos nuestras posibilidades para trabajar: nuestras ganas de ayudar, nuestra formación para resolver problemas sociales y la visión diferente que tenemos de la sociedad. Pero también sentimos que existen ciertas dificultades para ser testigos de nuestra fe y de promover la justicia que nuestra misma fe exige: nuestra incoherencia, el temor a equivocarnos, la mediocridad, la falta de apoyo y comprensión de nuestros padres, nuestra falta de compromiso, nuestro desconocimiento de la espiritualidad ignaciana, el egoísmo, la desconfianza de la gente y la falta de tiempo.

En base a lo trabajado, compartido y reflexionado, e iluminados por la vida del P. Pedro Arrupe sj, nos surge el deseo de comprometernos a vencer nuestras dificultades, ser dóciles a la voz de Jesús, a formar nuevos grupos y comunidades y a fortalecer los que ya existen, a estar atentos para escuchar a las personas con quienes trabajamos, a conocer mejor nuestra realidad, a ser más responsables con los compromisos asumidos, a renovarnos para vencer el conformismo y a compartir más nuestra fe con los demás.

Asimismo, les pedimos que nos sigan acompañando en nuestro crecimiento, en los grupos y en el trabajo que realizamos. Queremos que nos acerquen más a la espiritualidad ignaciana y que nos faciliten la posibilidad de hacer Ejercicios Espirituales.

Reconocemos la riqueza de este encuentro gracias a la diversidad cultural de nuestro Perú, por eso nos gustaría tender puentes de comunicación entre nosotros, compartir nuestras experiencias de fe y de trabajo con más frecuencia y tener otras experiencias de trabajo conjunto para enriquecernos con el aporte del otro.

Finalmente, les agradecemos la posibilidad de tener este encuentro y las facilidades que nos han dado para participar en él.

Lima, 4 de noviembre de 2007

* El Coloquio es el encuentro anual de los jóvenes vinculados a las obras de la Compañía en el Perú.

Más información


s

esejotas del perú
background